Inyección Diesel

No permitas que ningún taller común, toque los sistemas de inyección de tu auto!
Antes consúltanos, en INYEX SERVICIOS estamos a tu disposición acompañándote y dando soluciones a las averías de inyección de tu auto.

Inyex es un Taller Mecánico especializado en Inyección Diesel, Nafta, Electrónica con una amplia trayectoria en el mercado Argentino.
Integramos la red Bosch Car Service, que es la red de talleres multimarca más grande de Argentina y del mundo. INYEX ofrece atención personalizada, profesionales capacitados, equipamiento de última generación, diagnósticos rápidos y precisos, garantía de repuestos originales y el respaldo de la marca Bosch, líder mundial en sistemas automotrices. Brindando Calidad y todos los servicios a tu alcance para vehículos Multimarca.
¿QUÉ ES EL SISTEMA HDI?
También conocido como “Common Rail” permite, por sus características, lograr un mayor rendimiento y un menor consumo de combustible.

El sistema de inyección por tubería común, comúnmente conocido como Common Rail o HDI, consiste en un en un sistema de inyección directa multipunto y se emplea únicamente en motores diesel.Este nombre viene determinado por la bomba de inyección mecánica que proporciona presión a los inyectores por medio de una rampa y aproximadamente a unas 1.500 atmósferas, aumentando así el rendimiento del motor y propiciando un menor gasto de combustible.

Además, el sistema de inyección por acumulador Common Rail es considerablemente más flexible que los sistemas rotativos que son propulsados mediante levas o bombas rotativas, pues se adapta mucho mejor al funcionamiento del motor debido a que la inyección y la presión se generan por vías distintas.
La activación de los inyectores en un sistema HDI Common Rail se realiza mediante un impulso eléctrico enviado a través de la unidad de control, por lo que éstos tendrán que ser inyectores del tipo electromecánico.
Así pues, la ventaja que el Common Rail ofrece frente a sistemas como el Inyector-bomba, es la mayor cantidad de inyecciones que se llegan a realizar en cada ciclo, que proporciona más suavidad y permite reducir los niveles de emisiones contaminantes reduciendo también el ruido.

Elementos que forman parte de un sistema HDI con Common Rail

¿Cuáles son las averías más frecuentes en el sistema HDI Common Rail?

Existen tres tipos de averías que suelen ser las más frecuentes en los motores diesel que incorporan el sistema HDI Common Rail. A continuación hablaremos de ellas y de la forma en la que podemos advertir que está sucediendo, además de cuál es la mejor solución para subsanar estas averías:

Falta de potencia en el motor o baja aceleración

Las posibles causas de que el motor haya perdido potencia o la aceleración sea baja a causa de averías en el sistema de inyección pueden ser: filtros obstruidos, inyectores defectuosos, fallos en la bomba de presión o bien por que existan fisuras en el conducto de admisión.
Para verificar si estos son los problemas que ocasionan la avería del sistema HDI, comprobaremos el estado de los filtros y en caso de que sea necesario los sustituiremos.
También deberemos de comprobar los inyectores, el circuito de combustible y el funcionamiento general de la bomba.

Humo negro en el tubo de escape a ralentí

Este síntoma puede estar causado por diversos motivos. Principalmente ocurrirá cuando el filtro de aire esté obstruido, cuando la válvula EGR esté siempre abierta o cuando existan problemas en las bujías de calentamiento.
Para asegurarnos de si el problema reside en alguno de los elementos anteriormente citados, tendremos que revisar el catalizador y el tubo de escape, examinar el estado de los inyectores, comprobar la válvula EGR y los calentadores.

El vehículo no arranca

Un 6% de las averías más caras y complejas que puede sufrir nuestro vehículo están relacionadas con un fallo en los inyectores.
Los inyectores son, como su nombre indica, la pieza clave del sistema de inyección. Se encargan de enviar la cantidad necesaria de combustible en cada situación, según lo requiera el motor. Trabajan a presiones muy elevadas y de forma muy similar tanto si el vehículo tiene un motor diesel como uno gasolina, pese a que estos últimos tienen un precio
bastante más económico.
El 14% de las averías más complejas en las que puede verse implicado nuestro automóvil será a causa de un fallo en el sistema de inyección del motor, pero solo un 6% está directamente relacionado con una avería en los inyectores. Un porcentaje afortunadamente bajo ya que es una de las reparaciones con costos más elevado a las que podemos enfrentarnos, y por ello compartimos desde nuestra sección de mecánica algunos consejos para prevenirlas, las causas que provocan estas averías y qué posibles soluciones podemos aplicar a un problema de inyectores.

¿A cuántos inyectores afecta una avería en el sistema de inyección?

Habitualmente cuando un inyector sufre una avería lo hace de manera individual pero no es extraño, dependiendo del problema que haya provocado la avería, que se origine un fallo progresivo o común en varios inyectores del vehículo.
En aquellos casos en los que el sistema de inyección sea Common Rail es mucho más probable que al fallar uno se averíen los demás inyectores y aunque siempre es posible tratar de repararlos o reemplazarlos uno a uno, en este caso, y en los que la avería es por desgaste natural de los elementos, es muy recomendable sustituirlos todos a la vez para mantener el motor protegido y equilibrado.

¿Qué síntomas puedo detectar en mi vehículo si fallan los inyectores?

Generalmente una avería en los inyectores del automóvil se detecta mediante un descenso considerable en la potencia del motor, cuya velocidad máxima queda bastante limitada pese a sufrir un aumento notable en el consumo habitual de combustible.

En el caso de los inyectores presenten desgaste u obstrucción, notaremos que nuestro vehículo da tirones durante la marcha, puede llegar a pararse o desprender olores que podríamos asociar al combustible sin quemar.
Sin embargo, si el origen de la avería en los inyectores tiene que ver con que alguno de los elementos del sistema se ha quedado permanentemente abierto, percibiremos fácilmente la expulsión de humo negro a través del tubo de escape y encontraremos las bujías mojadas.
Cuando sospechemos que pueden estar fallando los inyectores de nuestro vehículo es recomendable acudir a un centro de asistencia ¨AUTORIZADO BOSCH¨, donde encontraremos el nivel técnico y equipos de diagnósticos que nos indique a tiempo qué inyector o inyectores están dando problemas.

No es recomendable forzar el coche si nos encontramos en alguna de estas situaciones; lo ideal es trasladar el vehículo al taller o servicio oficial más cercano mediante una grúa para evitar que el problema pueda ir a mayores. Esto es especialmente importante si sospechamos que uno o varios inyectores se han quedado abiertos, pues pueden causar daños serios al catalizador (si nuestro vehículo lo lleva) y en los cilindros, engrosando de manera notable el coste de la reparación.